3 razones para no usar manual de marca en formato PDF

3 razones por las que no debes usar un manual de marca en formato PDF

3 razones para no usar manual de marca en formato PDF

3 razones para no usar manual de marca en formato PDF 1000 666 CENTRAL DE MARCA

La creación y el uso de manuales de marca para normalizar y custodiar la identidad visual y verbal de las marcas es hoy una práctica universal y común entre consultores, diseñadores, agencias y gestores de marcas en todos los sectores e industrias. Podríamos decir que todas las marcas tienen un manual, desde el más básico hasta el más completo. Pero todavía son muchas las compañías que usan manual de marca en formato PDF y esto genera varios problemas a la hora de gestionar una marca.

Te explicamos 3 razones por las que no deberías usar manual de marca en formato PDF.

 

01. Un PDF es una versión estática de tu manual de marca y, por tanto, desactualizada.

Aunque podemos diseñar un manual de marca bonito, estructurado, y plasmar en él todas las normas de nuestra identidad y las definiciones estratégicas de nuestra marca, un PDF no deja de ser un documento estático, que refleja una versión desactualizada de tu marca.

Piensa en el número de versiones que tienes o has creado de un mismo manual de marca. Siempre hay uno completo y robusto. Luego hay uno resumido. Luego tienes también una versión para diseñadores, y una para proveedores de papelería. Cada uno, con sus copias y versionados, se convierte en una fuente alternativa de información acerca de tu marca. Si actualizas o cambias tu manual, las otras versiones quedarán desactualizadas.

¿Cómo puedes saber con seguridad, cuál es la versión aprobada y homologada de tu marca? ¿Cómo pueden saberlo tus brand holders? La respuesta es que con un manual de marca en formato PDF no puedes saberlo.

Esto nos lleva a la siguiente razón.

sincronización
compartir

02. Cuando creas y envías un Manual de marca PDF, pierdes control sobre tu marca.

En el instante en que creas un manual de marca en formato PDF y lo compartes a tus brand holders -colaboradores, agencias, proveedores- pierdes control sobre ese activo vital de tu marca, y también sobre tu identidad.

Reenviar un PDF adjunto es tan fácil como hacer 1 clic. Descargarlo y guardarlo en un computador local también. Y tú, el gestor de la marca, no tienes control sobre quién comparte, quién descarga y quién ve ese archivo. Ciertamente, al contener definiciones estratégicas relevantes de tu marca, no deberías compartirlo a cualquiera.

Además, como explicamos en el punto anterior, cada versión de tu manual de marca PDF es potencialmente una versión desactualizada. Esto contribuye en gran medida a que tus colaboradores creen piezas y material desalineado, replicando errores en la aplicación de tus normas de identidad y estrategia y, en definitiva, una marca que no está homologada en todos sus puntos de contacto.

03. En un manual de marca PDF no puedes incluir descargables aprobados.

La tercera razón para no usar manuales de marca en formato PDF es bastante lógica: en un PDF solamente puedes describir las normas y usos de tu marca. No tienes forma de incluir los archivos aprobados y homologados de tus logos, papelería y otras aplicaciones que tus colaboradores puedan necesitar.

Esto se convierte en un doble problema para los guardianes de marca:

Por un lado, representa doble trabajo y doble esfuerzo para tí: cada vez que te solicitan un manual de marca PDF tienes que buscar también los artes aprobados de tu marca, y adjuntarlos.

Por otro lado, duplicas la posibilidad de que tus colaboradores utilicen normas y material desactualizado y que caiga en manos equivocadas, ya que una vez los envías, pierdes control sobre estos.

Como puedes ver, estas son 3 razones de peso para no usar manuales de marca en formato PDF. Así que la próxima vez que quieras actualizar tu manual, deberías considerar utilizar una plataforma específica para gestionar y controlar tu marca en un solo lugar

adjuntos

DESCARGA

Guía para crear un manual de marca paso a paso